martes, julio 26, 2011

De regreso; tren al sur


No imagino como hay gente que niega sentir pasion por esta tierra, como pueden existir seres que prefieran darle la espalda a la brisa tibia de mi isla, como aun hay gente que prefiere exiliarse en tierras lejanas.

Hace mucho que no escribo algo con un poco de sustancia, siempre he pensado que mientras mas feliz se esta, menos se reflexiona sobre las cosas y las ideas se quedan como ensimismadas en algún almíbar que no las deja fluir; una especie de caramelo solido que te ata a no dejar fluir tus ideas.

Hoy es Lunes 25, tengo casi dos meses en mi tierra y ya casi echo raíces, no me quiero ir, todo el mundo lo sabe, no quiero volver a aquel campo en Utah. Me ha tocado disfrutar confines de esta isla que antes no conocía; hablo de Puerto Plata desde otra perspectiva, del aire del sur, hablo por ejemplo de la Bahía.

El Viernes pasado, junto a Mónica, Huascar, él y yo fuimos a dar un recorrido por el sur. Obviando su proximidad a la fuente del colera y demás enfermedades, me emocione bastante, primero porque fuimos a medio planificar (sin habitación determinada ni plan estructurado) y nos fue bien. La historia no es tan larga como el recorrido, sin embargo, repito, nos fue lo suficientemente bien como para repetir el viaje.

Llegamos el Viernes a las 11 de la noche, después de que cada quien salió de sus labores condujimos alrededor de 4 horas (entre paradas y otras cosas) hasta llegar al "Quemaito" de Barahona. Allí nos quedamos en un lugar del camino, al dia siguiente, mientras gritaba por beberme un sorbo de cafe, conocí los miradores que nos guiarían a Bahía. El recorrido total es de algunas 8 horas, sin mentir, entre vacas, iguanas, mulas y demás animales que se tropiezan contigo en medio del camino, el gasto total del viaje, fue de algunos 15,000 mil pesos incluyendo estadias, comida, combustible, bote y misceláneos.

El viaje valió la pena, lo unico es que el tiempo, este tiempo se me va agotando rápido y mas rápido. Dentro de tres semanas me toca regresar; esta vez viajare via Boston a Utah y me quedare un tiempo en la ciudad del Emerald Necklace para luego perseguir la trayectoria que pause.

jueves, julio 07, 2011

TSO

Cada vez que le veo me "engranujo" y lloro.

Acepto que no soy lo mas arisco que existe ni lo mas sensible y delicada tampoco; sin embargo, cada vez que veo algun trabajo de este excelente fotografo y sus capturas de Noruega mi ser no niega la existencia de algo sublime, se pierde y empieza a llorar. Nuevamente les dejo uno de sus trabajos; este es el del Artic Light. Ojala lo disfruten tanto como lo hago yo.

Ana,