sábado, marzo 26, 2011

Desde mi balcón (entre el earth hour y los aviones)

Un 2009, en el último sábado de Marzo, inició el movimiento de dedicarle una hora, justa de paro de consumo de electricidad. El earth hour surgió por parte de la organización WWF (world wide fund for nature) como una iniciativa de llamado de conciencia de este enorme consumo de petróleo que envuelve a nuestro planeta. Hoy es 26, último sábado de Marzo del 2011 y nos toca, a las 8:30 apagar todos nuestros equipos eléctricos para servirle una oda a la tierra que tanto nos merece.

En República Dominicana, hace unas cuantas horas también han de demostrarle su "respeto" tergiversado a esta iniciativa positiva en pos de la tierra. Hoy se ha montado el aparataje de exhibiciones aéreas en la George Washington.

No quiero pintarrajearme como la persona mas "green" o moral que existe en la isla, sin embargo, me parece una burla, que, con un aumento de 5 pesos por galón a la gasolina, un earth hour que llama a abrir los ojos, una educación que anda por el piso, se tome entonces la modestia, el estado super poderoso, de embelesarnos con aviones que hacen caritas felices y corazones.

El cambio no llegará a nuestras manos si seguimos moviéndonos como puppets con los hilos del imperialismo. Es necesario despertar, es tiempo.


Les dejo con un respiro de Drexler, quién mas acertado no podría estar...

No tengo a quién rezarle pidiendo luz,
ando tanteando el espacio a ciegas

No me malinterpreten no estoy quejándome,
soy jardinero de mis dilemas

jueves, marzo 24, 2011

El trasfondo político de la invasión a Libia

Este es un artículo publicado por mi padre, de quien tomo copia fiel para esparcir sus letras en toda blogósfera posible.

El trasfondo político de la invasión a Libia
Higinio Báez


Las palabras infamia, desprecio, perversidad, apocan su significado si se trata de utilizarlas como sinónimo de lo que ha decidio, y mal aplicado, la Organización de Las Naciones Unidas, ONU.

Para ello han buscado el padrinazgo de unos cuantos fantoches de la Unión Africana o la Liga Arabe que permitan aparentar un barniz de legitimidad a una acción excecrable.

Sólo el pensar que Teodoro Obiang Nguema, el temible dictador de Guinea Ecuatorial, con 32 años en el poder, ostente la presidencia de turno de la Unión Africana, sin que ello alarme a los “guardianes” de la democracia, puede decirnos hasta dónde se arrastra la cola de la vileza, el histrionismo de los farsantes. Mas bien los enorgullece, pues en su elección estuvieron presentes Nikolás Sarkozi y Ban ki-Moom.

En Guinea Ecuatorial, país riquísimo en petróleo, que exporta 800 mil barriles diarios, y apenas con 600 mil habitantes, el 60% de la población vive con un dólar por día. La desapariciones, muertes y torturas salvajes son normas impuestas; los ciudadanos necesitan pasaporte para trasladarse internamente; las “elecciones” dan siempre el mismo resultado: 96% de los votantes lo hacen por Nguema.

Sobre la Liga Arabe se sabe que es una entelequia, sin autoridad de decisión propia, donde la mayoría de sus gobiernos son monarquías dictatoriales, o neocolonias, arrastradas a los intereses de los imperios. Por esa razón, en muchos de esos países: Yemen, Arabia Saudita, Marruecos, Bahrein, Sudán, Omán,.. el pueblo se moviliza y lucha pidiendo derechos políticos y ciudadamos conculcados por sus respectivos gobiernos.

La pobreza, la muerte y las torturas son las armas convencionales de dominio de esos regímenes contra una opsición pacífica que exige libertades.

La hipocrecía se ríe de sí misma cuando observa a esos “representantes” pedir una zona de exclusión aérea contra el régimen de Cadafi en nombre de la protección de los civiles libios. Civiles que ellos asesinan, toruran y desaparecen en sus propios países.

A modo de ejemplo, el gobierno de Sudán ha tomado partido por uno de los bandos en la vieja contienda entre negros y árabes y se considera que su milicia Janjaweed ha cometido las mayores atrocidades, concebibles, en Darfur, ( 180 mil muertos )sólo comparable con las masacres de Ruanda.

El descaro de los imperialistas ,en la ONU, es tal, que una guerra por petróleo la enmascaran con supuestos fines humanitarios. El humanismo norteamericno, sin embargo, significa un trueque de vítimas convenientes.

Hacen rotundo silencio cuando Israel bombardea los campamentos palestinos, aseninan más de un millón de civiles inocentes en Irak, destrozan a la población civil en Afganistán y arrazan la población de Trípoli. Ah, pero esas víctimas no duelen. Como no duele la masacre de Yemen.
Importa, por ahora, la “proteción”sólo de los “civiles” del Este de Libia, justo donde se encuentran sus grandes reservas petroleras.

Contrario a lo ocurrido en Tunez o en Egipto, la oposición a Cadafi fue tempranamente armada por las Potencias Ocidentales y por Ejército Egipcio

Las supuestas matanzas de civiles en Trípoli, y las fosas comunes, no fueron más que campañas mediáticas de ablandamiento. como pudo comprobarlo el periodista Maurizio Matteuzzi del Manifesto, de Italia, que visitó a Libia en los días en que EFE y Al Yazira alarmaban al mundo inventando semejantes “atrocidades”.


La intervención en Libia por parte de las potencias imperialistas es un colorario de conclusiones evidentes. El trasfondo político de la misma es adueñarse del petróleo, seguir ampliando la conquista del espacio estratégico, disminuir la influencia de China y Rusia en la región, prolongar la vida del imperialismo.

Ni la ONU ni la Liga Arabe aprobaron la intervención, pero cuando esta última quiso protestar eran ya cientos los cadáveres de los civiles en la capital de Libia.

Quedan al aire dos preguntas: ?Si los rebeldes son revolucionarios, ? Por qué piden una intervención imperialista.
En Egipto el ejército no reprimió a los manifestantes. En Tunez tampoco. ? Por qué entregarán sus sus vidas, en lealtad a Cadafi, los soldados libios?

martes, marzo 15, 2011

Cabos sueltos

He regresado a mi tercer hogar, volví hace día y medio luego de un viaje de 12 horas desde la ciudad de New York-Los Angeles- SLC. Este seria el viaje de reencuentro de ma' pepe y yo, ellas viajarian y se encontrarian conmigo allá. Todo ocurrio de acuerdo a lo planeado.

Hago el intento de contar brevemente aquella pasada semana. Primero me sorprendieron con una celebracion adelantada a mi cumple, en donde todos mis primos y tios newyorkinos me esperaban, al dia siguiente, el Domingo 06, nos fuimos a Broadway a ver uno de los tan mencionados musicales, Mary Poppins, y si, valio la pena. El Lunes nos tocaba el tour por Chelsea y su mercado, el High Line de Diller Scofidio + Renfro y los pub de West 4th. Me tome una Duvel para recordar un poco de Europa y volvimos en el A al lugarcito de Natz.

El Martes y el Miercoles nos movimos a Teaneck a "hacer presencia" con la familia, el Jueves me tocaba visitar a los italianos y su desorganizacion y en la tarde, me escapaba a Cambridge, MA. Regrese el Sabado en la noche para embarcarme en las puertas de los pub de Manhattan hasta ver el amanecer del Domingo. El Domingo, me regresaba a SLC. 48 horas despierta y embadurnada de alcohol tome el tren al aeropuerto y luego los dos aviones que me esperaban.

La tarde me esperaba en Logan, un cuarto vacio y unas malas noticias pendulando en el 7mo piso.