martes, septiembre 16, 2008

De mimo A mimo (De Aches y A's)



...Y sé que la vida va dando giros, giros, giros...

Conocí a mi par gemelo, lo conocí, supe que lo había conocido desde hacía mucho tiempo, lo supe porque cada conversación fue dictando una semejanza mas, y otra, y otra mas.

Hasta ese entonces nunca lo ví, sólo sentía sus palabras plasmadas, sólo veía su pensar, su raciocinio pegado a mi pantalla noche tras noche, encuentro tras encuentro.

Inesperadamente me invitó a charlar, yo no quería, no me gustan las expresiones físicas casi de nada, sentía que era mejor mantener las conversaciones reducidas a móviles, a letras, a risas.

Entonces sucedió, me quedé mirando fijo dentro de su sien y sentí como si ya nos hubiesemos conocido de antaño. Aquel encuentro se repetiría, por coincidencias ejecutadas concienzudamente de ambas partes, con pretextos de familiaridad y con ganas de seguir entendiéndole.

Ahora nos hemos distanciado, levemente, más no quiero perder el motivo, no quiero querer entender que jamás existió alguien tan similar a mí, quiero seguir teniendo la dicha de perderme en conversaciones triviales, porque perderme dentro es encontrar un sentido diferente a la vida que vivo.

No sabría como agradecerte Ache, Jamás...

2 comentarios:

Troba dijo...

oh odumodneurtse!

besos desde Lima, la gris ...

Miguel A. Rojas H. dijo...

No dejes caer la fruta del arbol, que se rompe al caer.

No dejes que la lluvia pase, antes de que refresque tu cara/

No dejes pasar las cosas buenas a ti, no se distancien.