martes, abril 17, 2007

Los días del ayer


Va y viene mi alma de esponja....
(Manolo García- Para que no se duerman mis sentidos)

Perdonenme, pido excusas. He dedicado mis tres meses pasados a NO BLOGUEAR (que ya es un verbo establecido y todo) quizás porque nada sorprendente había sucedido en mi existir, o bien, porque así lo consideré en un entonces presente.

Abandonar mis diez bocas ha sido lo mas cruel que he hecho desde que desmoralicé el lente y lo dejé oxidar. Atiendo ahora a dolores, quejanzas mas amplias que en calma bien pausada me han dejado. Mis diez hijos han dejado de moverse por causas extremas, por razones que duelen. "Alejarme quiero, adentrarme en el silencio, abandonar esta senda"...

Espero volver a alimentar las páginas que se enmarcan en estas 17 pulgadas, espero que estas manos, estos diez, vuelvan a SER. Que vuelvan ellos a encontrar su cauce, que vuelvan a correr y hacer ruido, de ese ruido que engullen los pocos que me leen y no discontinuan su frecuencia.

Espero, tatuar el pasado en un instante y lanzarlo al mar.
Volver a vivirme, volver a existir.

No hay comentarios: